Falta de micronutrientes limita crecimiento y desarrollo intelectual en niños

0
89

La deficiencia de micronutrientes en niños puede limitar su crecimiento y desarrollo intelectual, también los vuelve más susceptibles a enfermedades infecciosas, disminuye su agudeza visual y en general aumenta el riesgo de mortalidad prematura, dijo el doctor Miguel Ángel Guagnelli.

El endocrinólogo pediatra explicó que el consumo de DHA contribuye al desarrollo y función cerebral, pero actualmente “los niños consumen muy poco este micronutriente”, según se lee en un comunicado difundido hoy.

Pescado

El aceite de pescado es una fuente dietética de ácidos grasos omega-3. (Foto: RitaE en Pixabay. Bajo licencia Creative Commons)

El DHA es el ácido docosahexaenoico,un tipo de grasa llamada ácido graso omega 3 que ayuda en el crecimiento y el desarrollo. Se encuentra en pescados bajos en mercurio, como el arenque, trucha, anchoas, y el halibut. También en el jugo de naranja, leche y huevos con DHA añadido.

El especialista destacó que la principal preocupación de los padres es que los niños y adolescentes crezcan sanos y desarrollen todo su potencial.

“Numerosos estudios realizados a lo largo de las últimas décadas destacan el papel que la nutrición desempeña durante el embarazo y la niñez, así como su efecto en la salud en etapas posteriores de la vida, influyendo, por ejemplo, en la salud de los huesos y en el desarrollo de obesidad”, dijo Guagnelli.

De acuerdo con una encuesta realizada recientemente por el Instituto Ipsos, el 89 % de los mexicanos cree firmemente que la nutrición es la clave para tener una buena salud, mientras que un 73 % se preocupa por la variedad de nutrientes que sus hijos consumen diariamente.

Por su parte, la psicóloga Nancy Steinberg afirmó que “la deficiencia de ácidos grasos esenciales entre niños y adolescentes repercute negativamente en sus habilidades de aprendizaje y explica, al menos en parte, el incremento en los trastornos de la atención que se ha observado en los últimos años”.

La especialista aceptó que la tarea de los padres para lograr sus objetivos no es sencilla, “ya que los niños y adolescentes corren el riesgo de una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales”.

Steinberg dijo que en esta etapa de la vida es común que los niños sean difíciles y quisquillosos para comer, que salten las comidas, que coman demasiados productos con baja densidad nutricional, como galletas, papas fritas, pasteles, bebidas azucaradas, y hasta que hagan dietas extremas.

Por su parte, María Fernanda Elías, gerente Regional de Comunicación de la empresa DSM, señaló que en las últimas décadas se ha dejado de lado el tema de la carencia de los micronutrientes.

“Al igual que la obesidad, enfermedades crónicas, cardiovasculares y diabetes, no consumirlos o consumirlos muy poco acarrea una serie de padecimientos como anemia y deficiencias en el desarrollo de las capacidades físicas y mentales”, finalizó. (El Comercio)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here