Daniel Salaverry pide acelerar debate para aprobar las reformas.

0
32

Presidente del Congreso demandó celeridad a comisión de Constitución para honrar el compromiso de terminar antes del 4 de octubre. Rosa Bartra y otros fujimoristas se resisten a hacerlo.

Colocándose al margen de la mayoría de sus colegas fujimoristas, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, se sumó a las voces de las bancadas que piden respetar el acuerdo de dictaminar los proyectos de reforma del Ejecutivo antes el 4 de octubre.

“Estamos avanzando. Ya quedan diez días para cumplir con el compromiso que hemos asumido desde el Congreso con la población para tener listos estos cuatro proyectos. Tenemos que honrar ese compromiso”, dijo en la mañana.

“Yo espero que la comisión de Constitución pueda avanzar esta semana, y antes del 4 de octubre pueda tener listos los dictámenes para convocar al Pleno”, agregó.

Como era previsible, esta declaración de Salaverry generó airadas reacciones en el fujimorismo, especialmente en Rosa Bartra, presidenta de la mencionada comisión.

Los dictámenes que apruebe Constitución deben ser sometidos a debate y votación en el Pleno antes del 4 de octubre para que luego puedan someterse a consulta ciudadana el 9 de diciembre. Pero eso es algo que algunos congresistas fujimoristas parecen no estar dispuestos a cumplir.

Fujimorismo dividido
Por la tarde, el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, acudieron al Congreso para sustentar el proyecto de ley sobre el retorno a la bicameralidad.

Ante la comisión de Constitución, ambos explicaron la propuesta de crear macro y micro distritos electorales. Dijo que esta forma parte de un diseño que permitirá mayor representatividad de los peruanos en el Parlamento, que pasaría a tener una cámara de diputados y otra de senadores.

En su exposición, Villanueva y Zevallos saludaron el compromiso del Congreso, expresado temprano por su presidente Daniel Salaverry, de debatir y votar las propuestas antes del 4 de octubre para que, de ese modo, puedan ser sometidas a referéndum en diciembre.

Sin embargo, los parlamentarios de Fuerza Popular que integran la comisión de Constitución aprovecharon toda oportunidad para cuestionar al Ejecutivo, que logró acelerar el debate de sus proyectos de ley gracias a una cuestión de confianza, aprobada el miércoles. La fujimorista Lourdes Alcorta, por ejemplo, insistió en que el Ejecutivo no debe imponer plazos al Legislativo para la aprobación de los proyectos. Con ella coincidió Úrsula Letona, quien, incluso, en abierta oposición a Salaverry, dijo que era “una mentira que la cuestión de confianza haya sido otorgada por proyectos de ley”.

Luego, Rosa Bartra, Luz Salgado y Alejandra Aramayo se sumaron a la posición de Letona.

Oposición a FP
Ante este evidente nuevo intento de obstrucción fujimorista, Javier Velásquez Quesquén (Apra) recordó a las fujimoristas que los voceros de las bancadas se comprometieron con el presidente Vizcarra a aprobar los dictámenes antes del 4 de octubre.

Villanueva y Zevallos lo exigieron también, y precisaron que el acuerdo no era con el gobierno, sino con el pueblo, que está expectante.

“Los compromisos se honran. Honremos el acuerdo de dictaminar los proyectos de ley”, replicó Velásquez, y lo respaldaron Richard Acuña (APP), Yonhy Lescano (AP) y los legisladores de PPK.

Los proyectos del Ejecutivo plantean el retorno a la bicameralidad, regular el financiamiento de los partidos políticos, la no reelección de congresistas y la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). El Congreso solo ha aprobado el proyecto del nuevo CNM, que nombra, ratifica o destituye a jueces y fiscales a nivel nacional.

Fujimorismo pide más precisiones a la propuesta de bicameralidad
– Villanueva explicó cómo la propuesta del Ejecutivo mantiene el número de parlamentarios en 130, pese a que pasa de la unicameralidad a la bicameralidad. Dijo que, por ejemplo, Lima pasaría de 36 representantes a 17 (doce diputados y cinco senadores). Y Amazonas, que actualmente cuenta con dos representantes en el Congreso, pasaría a tener cinco: cuatro diputados y un senador.

– Para el Ejecutivo, su propuesta “mejora la calidad de la representación porque agrupa distritos afines y les otorga representación política”. Villanueva agregó que no se trata solo de una cuestión de número de representantes, sino de considerar costo y eficiencia y tener un Parlamento que exprese mejor la diversidad.

– La propuesta fue cuestionada por los fujimoristas de la comisión. Criticaron el modelo de micro y macro distritos electorales y exigieron mayores precisiones.(La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here