Cambios apuntan a que Keiko deje de ser indispensable en Fuerza Popular.

0
60

Movidas. Úrsula Letona asegura que detención de la hija del exdictador generó severa crisis y requieren nuevas estrategias. Salaverry pidió licencia y las voceras dieron un paso al costado. Reátegui niega ser fujimorista y quita a Keiko de perfil de Twitter.

La detención preliminar de Keiko Fujimori generó una crisis que ha desencadenado el caos en la bancada de Fuerza Popular. A decir de Úrsula Letona, los cambios deben permitir estrategias que impidan que ella (Keiko) siga siendo indispensable en el fujimorismo. Confesó que la detención de Keiko generó una severa crisis.

“En la reunión parlamentaria del sábado, muchos colegas expresamos la necesidad de cambios, que mejoremos como organización, que tengamos estrategias distintas que impidan que ella (Keiko) termine siendo indispensable. Hemos sentido que, al no estar ella, hemos entrado en crisis y eso nos toca a todos”, indicó.

El desbande
Como resultado de esta crisis, Daniel Salaverry pidió licencia temporal en Fuerza Popular y las voceras Úrsula Letona, Karina Beteta y Alejandra Aramayo pusieron sus cargos a disposición. Se hizo evidente que desde que Salaverry asumió la presidencia del Congreso, él trató de marcar una línea que apuntaba a bajar la confrontación con el Ejecutivo, lo que no fue compartida por buena parte de la cúpula cercana a Keiko Fujimori. Hasta que decidió irse.

Fuentes del fujimorismo aseguran que los días que Keiko estuvo presa no solo le permitieron un reencuentro familiar con su madre y hermanos (incluido Kenji), sino que le hicieron reflexionar sobre la necesidad de bajar la confrontación.

Además, la posibilidad de ser enviada a prisión le permitió un contacto más estrecho con sus asesores legales, quienes le advirtieron que los fiscales que la investigan tienen información que ellos consideraban reservada. Los cambios también apuntan a cerrar las fisuras por donde se ha filtrado información. Sobre ese punto, los trascendidos señalaron al congresista Rolando Reátegui como uno de los infidentes.

El domingo, en entrevista a Punto Final, Keiko confesó que Reátegui no la visitó mientras estuvo presa y que tiene “serias dudas” sobre él. Ayer se difundió un video donde Reátegui afirma, antes de las elecciones del 7 de octubre, que nunca fue militante de Fuerza Popular. “Solo soy un invitado”, reafirmó. Ayer también Reátegui cambió su perfil de Twitter. Ahora luce una hermosa catarata tarapotense en lugar de una foto con Keiko.(La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here