Adjunto de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú, Miguel Jugo analiza situación de crisis en el país

El adjunto de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Miguel Jugo, analizó la situación del país refiriéndose a lo ocurrido en San Marcos, señalando que fue una intervención arbitraria y sin sustento legal, pese a que la rectora Jerí Ramón Ruffner, dijo que fue un trato abusivo porque ella no pidió esa intervención, cuando todos saben que no ha sido así.

Se ha querido atemorizar a la gente al romper una puerta, ingresando una tanqueta para atemorizar a las personas alojadas, argumentando que la intervención fue por la denuncia de robo, lo que no hubo, se habló de que hubo una usurpación de bienes, pero no actuaron de la manera legal para recuperar de manera inmediata lo que requiere de tramites adicionales con la autoridad universitaria.

Ahora con la liberación de 192 de 193 detenidos, el coordinador señalo que no se dieron los resultados que ellos esperaban, porque a nadie se le encontró responsabilidad, se detuvo a la gente de manera abusiva sin ningún objetivo, responsabilizando al general Víctor Sanabria, deberá ser investigado, así como lo relacionado con las denuncias de golpizas y tocamientos indebidos a mujeres, lo que debe probarse y denunciarse para imponer una sanción.

El Dr. Miguel Jugo, señaló que debe ser el estado quien debe determinar la solución al problema políticamente, porque es no es labor de la policía, lo que el gobierno quiere es enfrentar a los manifestantes a través de la policía y las fuerzas armadas. El gobierno en 45 días no soluciona el problema político debiendo haber impulsado, desde un inicio, el diálogo entre las partes, en lugar de utilizar el terruqueo y de expresar que la presidenta no sabe que es lo que quieren los manifestantes.