Desde hoy excongresistas pierden inmunidad y pueden ser procesados

A partir de hoy, los excongresistas del Parlamento disuelto el 30 de setiembre pierden automáticamente su inmunidad en los casos de delitos comunes, mientras que para los delitos de función tienen aún el derecho al antejuicio político por cinco años. Esta medida no alcanza a los 28 miembros de la Comisión Permanente, que mantienen la inmunidad hasta que terminen su gestión en enero próximo.

Al tratarse de una situación nueva, el Poder Judicial (PJ) tendrá que revisar caso por caso, precisó el ex oficial mayor del Congreso José Elice.

Precisamente, el juez supremo Francisco Távara, presidente de la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria del PJ, informó a La República que desde el lunes verán los casos que tienen pendientes y lo más probable es que al vencer hoy el plazo de inmunidad reciban más requerimientos de jueces y fiscales.

Esa comisión del Poder Judicial está integrada por los magistrados supremos Francisco Távara, Jorge Salas y Janet Tello.

Consultado sobre si los parlamentarios pueden plantear que hay una demanda competencial que se tramita en el Tribunal Constitucional para mantener su inmunidad, explicó que “hasta que el Tribunal Constitucional no emita una sentencia sobre el tema y decida que el acto de disolución fue inconstitucional, simplemente el acto rige y se tiene que cumplir el levantamiento de inmunidad”.

Entre los que están investigados y procesados por delitos comunes se encuentran Moisés Mamani y Joaquín Dipas. El primero es investigado por tocamientos indebidos, mientras que el segundo tiene una sentencia de cinco años de prisión por delito de colusión.

Hay otro grupo que tiene investigación pendiente, pero sigue con inmunidad al estar en la Comisión Permanente, como es el caso de los fujimoristas Héctor Becerril, Karina Beteta y Mario Mantilla, la aprista Luciana León (quien podría ser reemplazada por Javier Velásquez), Richard Acuña de APP y Gilbert Violeta de Contigo.

Luciana León no podría ser procesada en cinco años

Ante el vencimiento del plazo de la inmunidad, es necesario distinguir los dos tipos de delitos. Los comunes, como el caso de Moisés Mamani por tocamientos indebidos, que no es en el ejercicio de sus funciones. Ahí aplica que a los 30 días que deja de ser congresista pierde su inmunidad y se le va a investigar como a cualquier ciudadano, manifestó la jurista Romy Chang.

Hay otros delitos cometidos por los congresistas en el ejercicio de sus funciones, como es el caso de Luciana León. “En esos casos corresponde el antejuicio político y no se les puede procesar hasta cinco años después”, apuntó Chang.

La abogada precisó que los condenados como Joaquín Dipas, que cometieron delitos antes de ser congresistas, también pierden la inmunidad. (La República)