El ex congresista Alberto Quintanilla, señaló que se estaría perdiendo la protección de los derechos del ciudadano, tras la carta enviada a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el ejecutivo y el congreso, donde rechazan la solicitud de dejar sin efecto la ley que prescribe los crímenes de lesa humanidad perpetrados antes del 2002.

El contenido de la carta, refleja una clara intención de retirarse de la Corte Interamericana, lo que significaría un grave retroceso en la protección de los derechos de las personas contra el estado, y el perjudicado será más ciudadano y no el gobierno, dijo el analista y ex parlamentario.