Festividad de la virgen de la candelaria corre peligro de no realizarse por falta de tiempo y la crisis política que se vive en el país

Luego de la suspensión de los carnavales 2023 en la ciudad de Juliaca, la misma suerte estaría a punto de correr la Festividad Virgen de la Candelaria, cuya celebración central se realiza en la ciudad de Puno en la primera quincena de febrero.

La mañana de este martes, se reunieron los miembros de la Comisión de Salvaguardia de dicha festividad e insinuaron que la suspensión es algo inminente ante la falta de tiempo para organización. Este fin de semana, los representantes de los más de 200 conjuntos se reunirán presencialmente y definirán el futuro.

R.C.M.