Jorge Barata afirma que Nadine Heredia gestionó reuniones por gasoducto

El exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, afirmó este jueves que, en el marco de la licitación por el gasoducto del sur, la ex primera dama Nadine Heredia —esposa de expresidente Ollanta Humala— realizó gestiones y coordinó reuniones para presuntamente favorecer a la empresa brasileña en con la adjudicación de la obra.

Fuentes de El Comercio señalaron que Barata aseveró que hubo varias reuniones con representantes de diversos niveles del gobierno de Humala, de medios de comunicación y líderes de opinión, y sostuvo que Heredia estaba “al tanto de todo”.

Barata se refirió al citado proyecto durante su declaración ante fiscales peruanos en Curitiba, Brasil. Como se recuerda, la obra se adjudicó en junio del 2014 al consorcio Gasoducto Sur Peruano (GSP), liderado entonces por Odebrecht e integrado también por las empresas Enagás y Graña y Montero. El otro postor fue el consorcio Gasoducto Peruano del Sur.

Barata manifestó, según las fuentes, que las citadas reuniones fueron en Palacio de Gobierno, incluso con la presencia de Marcelo Odebrecht, exCEO de la compañía, creando una corriente para neutralizar a la competencia. Agregó que participaron el propio Humala, la ex primera dama Nadine Heredia y los ministros responsables del proceso. Mencionó a Jorge Merino y Eleodoro Mayorga, extitulares de Energía y Minas.

Barata precisó incluso que las reuniones en Palacio se dieron en la oficina de Nadine Heredia, en la parte lateral del inmueble. Y agregó que también participaron Violeta Oliveros, quien trabajó en el despacho presidencial, así como los exejecutivos brasileños Ricardo Boleira y Raimundo Serra.

De acuerdo al testimonio, en las citas se exponían las dificultades en los proyectos, especialmente en el del gasoducto. Recordó que “todo era apuntado” por Humala, Heredia y los ministros presentes, y que la exprimera dama comprendía mejor el proceso de licitación a comparación de su esposo, el entonces mandatario.

Asimismo, refirió que Heredia se comprometía a solucionar los problemas que surgían en la licitación del gasoducto. “Ella estaba al tanto de todo lo que sucedía”, manifestó. Y agregó que ella se “quejaba” de Merino porque las cosas “no caminaban”. Este último fue reemplazado luego por Mayorga.

Jorge Barata también manifestó que en alguna de las reuniones participó José Antonio Graña Miró Quesada, expresidente del directorio de Graña y Montero.

En ese punto, el exejecutivo de Odebrecht aseveró que le comentó a Graña que el gobierno estaba “muy molesto con El Comercio” por una información sobre Heredia en el cambio de mando presidencial en Chile. Indicó también que la expresidenta Dilma Rouseff se quejó con la constructora brasileña y que, luego, se decidió que Graña pase a ser un socio oculto del proyecto.

En el caso Gasoducto se investiga un presunto pacto colusorio en la concesión. La fiscal a cargo es Geovana Mori, quien hace unos meses incluyó en la pesquisa a los exministros de la gestión de Humala Jorge Merino Tafur (Energía y Minas), Luis Miguel Castilla Rubio (Economía), Carlos Paredes Rodríguez (Transportes) y René Cornejo (PCM).

Otros exfuncionarios, exejecutivos de Odebrecht y abogados que emitieron informes sobre el caso, además de la ex primera dama Nadine Heredia, también son investigados.

-Descargos-

Consultado por El Comercio sobre lo mencionado por Barata, Wilfredo Pedraza, abogado de Humala y Heredia, arguyó: “Nosotros siempre hemos reconocido reuniones en las que participaron Marcelo Odebrecht, Barata, el presidente Humala y en algunas ocasiones Nadine Heredia en el marco de las visitas que hizo Marcelo Odebrecht al país, pero que en el contexto esas visitas eran protocolares […] En ningún caso hubo una reunión para tratar algún proyecto de manera específica”.

Mayorga fue consultado por este Diario sobre lo señalado por Barata en cuanto a reuniones en Palacio, con la participación de Nadine Heredia. “Yo nunca participé en alguna reunión sobre el tema del gasoducto con la señora Nadine Heredia, en presencia de Jorge Barata o de las personas que se nombran […] En ningún momento he participado en ese tipo de reuniones. No sé si han tenido lugar”, respondió.

Acotó que actualmente no es investigado por el caso, aunque recordó que ha acudido en varias ocasiones a la fiscalía para rendir su testimonio. “Me tocó recibir al señor Barata y a los funcionarios de Odebrecht en mi despacho ministerial y eso está claramente registrado en el libro de visitas. Estaba acompañado por funcionarios de la empresa, ellos presentaban su visión del proyecto, sus ideas y quedaba claro que todo este proceso se manejaba desde ProInversión. El ministerio no tenía una autoridad ni participación. Esto nunca se hizo con el propósito de favorecer a Odebrecht o algún consorcio”, añadió. Al momento no fue posible contactar al exministro Merino.

Sobre las reuniones, presuntas gestiones y el señalado interés de Heredia, Jorge Massa, abogado de Luis Graña, indicó que tiene información en el mismo sentido, pero apuntó: “Mi patrocinado no está en condiciones de dar precisiones sobre el particular, debido a que está -como es de público conocimiento- sujeto un procedimiento de colaboración que es reservado”.

-Ratifica aporte-

De otro lado, Barata ratificó que Odebrecht aportó US$3’000.000 para la campaña presidencial de Ollanta Humala el 2011, y que el dinero fue entregado en el departamento de la expareja presidencial en Miraflores.

Asimismo, confirmó que hubo una cena en la casa de Marcelo Odebrecht en Sao Paulo luego de la victoria electoral de Humala Tasso, y que en esa reunión este agradeció el aporte.

Con información de Graciela Villasís, enviada especial de El Comercio a Brasil. (El comercio)