El padre del joven que fue asesinado por la seguridad de la discoteca Imperium, Adrián Sucapuca Payehuanca dio a conocer que, a un año y 10 meses de la muerte de su hijo, hasta el momento no se encuentra justicia, el proceso se ha estancado y hasta el momento no avanzan las investigaciones.

Además, indicó que con los actos de corrupción demostrados en la fiscalía de la nación no tenemos esperanza de conseguir la justicia, esperemos que el actual Fiscal de la nación pueda revertir la situación y pueda ordenar la agilización del proceso, precisó.

R.C.M.

Por admin