La muerte de una mujer ocasionado presuntamente por su pareja, sería el primer caso de feminicidio en la región Puno, manifestaron representantes de la ONG Manuela Ramos, al indicar que los casos de muerte de féminas registradas en Carabaya, Yunguyo y Puno, fueron considerados y tipificados como lesiones graves y otros.

Sobre estos casos que no fueron considerados como feminicidio, indicaron que: “es una alarmante que los operados de justicia no están haciendo su trabajo en acelerar las investigaciones y no deberían respaldar los actos machistas, como la muerte de mujeres”.

También, dieron a conocer que 80 casos de feminicidio y 89 como tentativas de feminicidio, se registraron a nivel nacional de enero a junio del presente año.