La juramentación de los nuevos integrantes del tribunal constitucional puede ser frustrada por serias irregularidades

En una extensa entrevista realizada a la asesora del Instituto de Defensa Legal, IDEELE, Cruz Silva, inicialmente de una manera docente hizo una explicación relacionada con la función que cumple el tribunal constitucional en favor de la población en general, cumpliendo con las funciones que le otorga su Ley Orgánica y lo que establece la constitución.

La profesional hizo referencia a que no se han cumplido dos parámetros que son muy importantes la Transparencia y la Motivación, lo que configura la ilegalidad e inconstitucionalidad del proceso dando lugar a que el congresista Balcázar, presidente de la Comisión de Selección, haya roto esa legalidad y el propio estatuto al no respetar los contenidos del artículo 7 del reglamento de selección.

Dentro de ello también constituye una seria irregularidad el no haberse dado a conocer las aptitudes y méritos de los propuestos y no permitir el derecho a debatir de los congresistas, conforme lo estableció una resolución judicial en el proceso anterior y como lo ha señalado en su momento el propio Tribunal a través de dos resoluciones.

La doctora Cruz Silva, señaló que es posible impedir la juramentación, primero a través del mismo congreso, aunque irrealmente, para que deshaga sus pasos y otra forma, es, que mediante una carta   se solicite, al presidente del propio tribunal para que en cautela de la institucionalidad y por la serie de irregularidades cometidas, a que no proceda a tomar la juramentación.

R.C.M.