Los 4 “marcas” detenidos el viernes serían los que ultrajaron y mataron cruelmente a Deysi

Los efectivos del Área de Investigación Criminal PNP de Juliaca (Areincri), tras una detallada y cuidadosa investigación descubrieron más de una evidencia que delataría a los supuestos 4 “marcas” arrestados el viernes, como los presuntos asesinos de Deysi Yackeline Huamaní Sencia (19), la jovencita que fue violada, asesinada y abandonada desnuda en la vía Juliaca – Coata, el 29 de diciembre de 2020.

Como se sabe, Weltran Larico Larico (35), Elio Rolando Larico Vilca (24), René Cachi Choque (46) y Víctor Hugo Yana Chipana (25), fueron capturados el viernes 08 de enero cuando hacían “marcaje” y “reglaje” en la urbanización 3 de octubre Primera Etapa de la ciudad de Juliaca (San Román), aparentemente para asaltar y robar a su próxima víctima.

Ellos, al ser intervenidos por la PNP descendieron raudamente de una camioneta de color plomo, con placa falsa X2C-757, y escaparon por diferentes calles, pero fueron alcanzados y reducidos por la Diviac Lima y la Uneme PNP Juliaca.

Ese día, la Policía Especializada recogió todos los indicios e incautaron los celulares, las dos pistolas de marca Bersa y Baikal; la primera la botaron a la calle y la otra estaba en el carro.

CELULAR DE DEYSI

Como resultado de la minuciosa investigación, las pesquisas del Areincri PNP detectaron que entre los celulares confiscados a los hampones estaba el celular Motorola de la fallecida Deysi Huamaní. El aparato estaba en la parte posterior de los asientos delanteros de la camioneta y aún operativo, pues el número de celular que usaba la víctima fue confirmado por la madre de a la infortunada muchacha.

Asimismo, tras examinarlo aún continuaba la aplicación de WhatsApp, cuenta de Facebook, y fotos de la occisa.

RASTROS DE SANGRE

Luego, los forenses aplicaron la prueba de luminoly sorprendentemente detectaron manchas de sangre humana en la camioneta, y en la pistola Baikal hallada dentro del vehículo. Al parecer, esta arma le pertenecería a Weltran Larico.

VIDEO

Otra evidencia que los haría ver como los verdugos de la jovencita es la grabación de la cámara de videovigilancia de uno de los grifos de la salida a Coata, ya que entre las 04:00 a 4:30 de la mañana del martes del 29 de diciembre, capta a la “camioneta ploma” pasando y retornando a Juliaca a los minutos.

Según la hipótesis, fue en ese momento en que el criminal o criminales abandonaron el cadáver de Deysi; ¿Ese día quien manejaba el vehículo? Estas son solo algunas evidencias reveladas de este complejo y cruel caso.

NO QUIEREN HABLAR

Pese a las pruebas, los individuos niegan haber cometido o haber participado en el atroz crimen y guardan silencio a fin de entorpecer las investigaciones, pues aún quedan muchas interrogantes que aclarar: ¿Quién de los 4 la mató? ¿Los 4 la ultrajaron? ¿Los 4 quisieron desaparecer el cuerpo?

¿Por qué la mataron? ¿A quién esconden?: 0, solo uno de ellos es el autor intelectual del crimen, y los otros lo encubren? Estas dudas serán esclarecidas posteriormente por la Depincri PNP de Juliaca.

SU ÚLTIMO BAILE

Se supo que Deysi Yackeline, nacida en Caylloma, del distrito de Majes (Arequipa), fue vista por última vez con vida el 27 de diciembre bailando con traje típico junto a un grupo musical en el centro poblado de Sucasco, del distrito de Coata – Puno.

BRUTALIDAD

El cobarde sujeto la habría asesinado a golpes con la cacha de la pistola, pues tenía heridas abiertas en la frente; de la misma manera, la arrojaron ahí para deshacerse de ella, aparentemente para simular un accidente. Según algunas versiones, en los últimos días ella andaba triste.

¿QUIÉN LOS LIBERA?

Uno de los implicados, René Cachi Choque (46), es hermano de Paco Rolando Cachi Choque, que en la actualidad está en el penal con prisión preventiva por disparar y asesinar al suboficial de tercera PNP Félix Ernesto Quispe Rojas en noviembre del 2019, René Cachi fue detenido en años anteriores por la Policía Nacional, pero extrañamente en poco tiempo recupera su libertad pese a ser detenido infraganti por la PNP, y esto pasa con muchos sospechosos que son liberados sin pagar su delito, ya sea por el Ministerio Público o el Poder Judicial. (Sin Fronteras)

R.C.M.