Ninguna vacuna tiene efecto inmediato, se activa entre 10 a 14 días después

Ninguna vacuna contra la covid-19 en el mundo es de efectividad inmediata y se debe esperar un poco más de una semana para que la inmunidad se active al 100%, informó hoy el ministro de Salud, Hernando Cevallos, quien insistió en la necesidad de aplicarse las dosis de refuerzo para estar mejor protegidos.

“Ninguna vacuna tiene efecto inmediato. No es que uno se vacuna y al día siguiente ya tiene la inmunidad. Hay un lapso de 10 a 14 días donde la vacuna genera un nivel de defensas (suficiente) en las personas para enfrentar el covid-19”, detalló.

El titular del Minsa explicó que esta característica no es propia únicamente de la vacuna contra el coronavirus, o se trata de un mecanismo reciente. Añadió que, por el contrario, todas las vacunas aplicadas en el mundo contra diversas infecciones funcionan de la misma manera.

“Esto pasa con todas las vacunas. No es que se trate solo de la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19”, señaló enfático, desmintiendo que se trate de un inconveniente o problema asociado a la dosis de refuerzo.

Sin embargo, dijo, que sí es verdad que las reacciones inmunológicas tras aplicación de la tercera dosis de la vacuna son distintas dependiendo del laboratorio o marca empleada. 

“Algunas vacunas han demostrado más eficiencia que otras. Justamente para no hacer nombres, en el Perú estamos usando las que más eficaces son, las que más protegen. Y en una tercera dosis son las que más elevan la capacidad de defensa para evitar adquirir el covid-19”.

De hecho, agregó, la tercera dosis de la vacuna aplicada en el país se eleva a un 75% de protección frente a la posibilidad de contagio del covid-19 y que quienes no la reciben o se quedan únicamente con la segunda dosis, tendrán una protección menor, de solo 30% a 35%.

“Si bien la vacuna es el pilar de protección frente al covid-19 es necesario mantener los cuidados respectivos de doble mascarilla y aislamiento social, evitar las aglomeraciones y es lo que tratan de señalar de forma permanente en la próxima celebración de fin de año. Porque la experiencia del año pasado fue realmente una catástrofe. Luego de las fiestas tuvimos una segunda ola, con 90 mil muertos en el país”, recordó. 

¿Cierre de playas?

En la misma entrevista, el ministro informó que hoy sostendrá una reunión con representantes de la Defensoría del Pueblo y otras autoridades para analizar qué medidas adicionales se pueden implementar para las fiestas de fin de año.

“Las medidas están claras, el tema es ver si esto puede operativizarse de manera efectiva. En Navidad habíamos señalado, primero, la necesidad de la doble vacunación para ingresar a las playas, establecer determinados aforos para no crear exceso de gente y prohibir la venta de bebidas alcohólicas, sin embargo, el aforo fue superado largamente, se consumió grandes cantidades de bebidas alcohólicas y el control de la vacunación no se realizó como hubiéramos querido”.

Manifestó que de lo que se tratará hoy es de poner sobre la mesa las verdaderas posibilidades de control que existen para controlar el aforo a las distintas playas más concurridas en el litoral peruano.

“Si hay posibilidad de un control efectivo se tratará de aplicarlo para el año nuevo. Si hay alguna duda, pues entonces, tendremos que tomar otra decisión. No está descartado el cierre de las playas para estas fechas. Lo más importante es salvaguardar la salud de la población y evitar focos de contagio”, dijo.

5 millones sin vacunar

Sobre el avance del proceso de vacunación en el país, expresó que sigue de manera sostenible en todo el territorio nacional, pero que aún encuentran resistencias a la inmunización en algunas localidades, sobre todo rurales. 

“Hasta el día de ayer teníamos más de 3 millones de personas con la dosis de refuerzo. En las personas mayores de 50 años estamos entre el 82% y 83% de la población vacunada. En general, en toda la población peruana estamos acercándonos al 77% con dos dosis de la vacuna”, anotó.

Cevallos lamentó que en este momento cerca de 5 millones de peruanos “no tienen completa las dos dosis”.

“Ahora (esas personas) representan un foco de contagio y son los que están yendo a las unidades de cuidados intensivos. Más del 80% de los pacientes en UCI son los que no han completado las dos dosis de la vacuna. El porcentaje de fallecidos corresponde 20 veces más a quienes no han recibido las dos dosis”.

Para llegar a ellos, indicó se reforzarán las brigadas de salud, las cuales irán en búsqueda de quienes aún no han recibido la vacuna.

“A esto se suma una campaña agresiva para explicarle a la gente que no hay por qué temer a las vacunas, que más de la mitad de la humanidad ya está vacunada, que nadie ha fallecido por la vacuna, que no te ponen un chip, porque hay una campaña antivacunas muy fuerte que le hace daño a la población peruana y que tenemos que contrarrestar”.

Sobre la posibilidad de aplicarse una cuarta dosis de la vacuna en el Perú, el ministro no descartó esa posibilidad y comentó que el país contará con el stock necesario de darse dicha medida.

“Es un tema en permanente estudio. No se descarta una cuarta dosis si así lo consideramos necesario. Pero además en nuestro país ya hemos hecho la previsión de la cuarta dosis. Ya tenemos las vacunas para proteger al pueblo peruano (…) Tenemos comprometidas 55 millones de vacunas para esta contingencia”, indicó. (Andina)

R.C.M.