Una violenta batalla campal con heridos y periodistas agredidos

Una violenta batalla campal con heridos y periodistas agredidos y hasta detenidos termino el intento de recuperación de terrenos del colegio Huáscar que serían aparentemente de propiedad de Enrique Calmet.

Este hecho se produjo a raíz de la contratación de sujetos de dudosa reputación en entre ellos venezolanos quienes usando objetos contundentes y armas no letales, atacaron violentamente a los vecinos y padres de familia de dicha institución educativa.

En el transcurso del problema algunos periodistas terminaron brutalmente agredidos, así como uno de ellos fue detenido por la policía luego de recibir un brutal golpe de uno de ellos, al final se conoció que estos sujetos de dudosa reputación tenían consigo algunas armas con los que atacaron violenta y brutalmente a las personas que impidieron el inicio de construcción del cerco perimétrico.

R.C.M.