Interrogan a 7 exministros de García por firmar nueve decretos a favor de odebrecht

Después que el exsecretario presidencial Luis Nava Guibert declaró que el exmandatario Alan García emitió 6 decretos de urgencia y tres decretos supremos para favorecer a la constructora Odebrecht con la adjudicación y ejecución del proyecto del Tren de Lima y Callao, el fiscal José Domingo Pérez inició el interrogatorio de 7 exministros que refrendaron los dispositivos legales.

De acuerdo con la transcripción del interrogatorio de Pérez a Nava, del 25 de setiembre de este año, los decretos fueron refrendados por los ex primer ministros Yehude Simon Munaro y Javier Velásquez Quesquén, así como por los extitulares de Economía Luis Carranza Ugarte, Mercedes Aráoz Fernández e Ismael Benavides Ferreyros, y del exencargado del mismo despacho José Chang Escobedo.

También firmó los decretos como ministro de Transportes y Comunicaciones (MTC), Enrique Cornejo Ramírez.

Antes de la declaración de Luis Nava Guibert, el Equipo Especial Lava Jato había obtenido la versión de colaboradores eficaces y de testigos protegidos sobre la presunta confabulación entre el exrepresentante de Odebrecht Jorge Barata y el expresidente Alan García, para la elaboración de un esquema legal que facilitase la entrega de la obra del sistema del tren eléctrico en beneficio de la compañía brasileña, a cambio de millonarios sobornos. La confesión de Nava confirmó la presunción del equipo de fiscales.

Todo encaja

De acuerdo con la manifestación de Nava al fiscal Pérez, entre los 8 decretos formulados por García y sus exministros permitieron que el proyecto del Metro de Lima y Callao que estaba en manos de la Municipalidad Metropolitana de Lima fuera transferido al Ministerio de Transportes y Comunicaciones. También se sustrajo al proyecto del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) para evitar la evaluación y fiscalización del mismo. Además, se dispuso incrementar el presupuesto de la Línea 1 del tramo de Villa El Salvador – Av. Grau hasta por S/ 14,8 millones.

Todos estos cambios, según Luis Nava, obedecieron a los requerimientos de Odebrecht por intermedio de Barata.

Odebrecht quería que el proceso para el caso del Tren de Lima se efectuara bajo la modalidad de obra pública, para que sea el Estado peruano el que dispusiera el capital.

“Tengo conocimiento de que Jorge Barata fue el que ideó y le planteó al presidente Alan García para que la obra del tren eléctrico se efectúe por obra pública. (Fue) en el viaje que efectuaron ambos, Jorge Barata y Alan García, en el avión presidencial, el 19 de febrero del 2009, al Cusco”, dijo Nava: “Luego de ese viaje y al salir de un consejo de ministros, el presidente García Pérez, quien se encontraba con Enrique Cornejo Ramírez y conmigo como secretario del despacho presidencial, le indicó al ministro de Transportes (Cornejo) que la obra del tren eléctrico se efectúe por obra pública”.

Y añadió: “Es por ello que Enrique Cornejo prepara los siguientes documentos: (a) Decreto Supremo 008-2009 (…); (b) Decreto de Urgencia 032 -2009 (…); (c) Decreto de Urgencia 034-2009 (…); (d) Decreto de Urgencia 042-2009; (e) Decreto de Urgencia 063-2009 (…); (f) Decreto de Urgencia 107-2009 (…); (g) Decreto de Urgencia 117-2009 (…); (h) Decreto Supremo 081-2010-EF (…); y (i) Decreto Supremo 262-2010-EF”.

Uno de los implicados, el ex primer ministro Yehude Simon confirmó a La República que el fiscal Pérez lo interrogó sobre los 4 decretos de urgencia que suscribió con García relacionados con el Tren de Lima. No obstante, en los decretos publicados por el diario oficial El Peruano afirmó no haber estampado su rúbrica.

“Yo no firmo porque no participé en el Consejo de Ministros para ver esos decretos. Tenía la firma de los ministros de Economía y Transportes. En la fiscalía se corroboró eso porque no aparece mi firma en la reunión que ellos tuvieron para aprobar eso. Nunca me he reunido con Barata para ver ningún proyecto”, dijo Simon.

Por su parte, Javier Velásquez, quien firmó dos decretos de urgencia, señaló que se limitó a cumplir lo que dice la ley: “A mí como primer ministro me correspondía refrendar los decretos legislativos, los decretos de urgencia y los demás decretos y resoluciones que señala la Constitución y la ley. Los proyectos (de dichos decretos) los elaboró el sector correspondiente. No tengo ningún conocimiento de esa coordinación (con Barata)”.

Consultada la exministra de Economía en el régimen de García, Mercedes Aráoz, quien estampó su firma en un decreto de urgencia y en otro supremo, explicó: “No recuerdo los decretos que me señalan, pero los decretos son motivo de análisis de la cartera. Yo con el señor Jorge Barata no he tenido contacto en ningún momento. Yo no sé si hubo o no acuerdo (con Barata)”.

Por intermedio de su secretaria, el exministro encargado del despacho de Economía José Chang Escobedo, quien firmó el Decreto de Urgencia 107-2009, expresó no recordar el contenido del dispositivo ya que lo había elaborado el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Respecto a la intervención de Barata, negó haber sostenido alguna conversación con el funcionario de Odebrecht y dijo desconocer si hubo alguna conversación a otro nivel.

Este diario también buscó las versiones de los extitulares de Economía Luis Carranza e Ismael Benavides, suscriptores el primero de 4 decretos de urgencia, y el segundo de un decreto supremo, pero lamentablemente no pudo contactarlos.

En el caso del exministro de Transportes Enrique Cornejo, suscriptor de 6 decretos de emergencia y 2 decretos supremos, que según Luis Nava fueron elaborados en beneficio de Odebrecht para que se quedara con el proyecto del Tren de Lima, señaló mediante su abogado, Mateo Castañeda, que no daría declaraciones. Prefirió el silencio.

Los datos

Movida. La transferencia del Tren Eléctrico de la Municipalidad Metropolitana de Lima al Ministerio de Transportes y Comunicaciones fue clave para entregarle la obra a Odebrecht.

Cómplices. Exfuncionarios del MTC fueron sobornados por Odebrecht mediante transferencias a cuentas secretas abiertas en el Banco Privado de Andorra. (La República)