Médico fallecido en el 2018 cobró más de cinco mil soles en el 2019

Si bien la gestión liderada por el ahora encarcelado Walter Aduviri Calisaya, al momento de tomar el poder, enarboló como una de sus principales características el “cero corrupción”, al día de hoy se puede notar que las irregularidades e ilícitos fueron constantes en su corto periodo en el Gobierno Regional de Puno (GRP).

Así es, en efecto. Si no, basta revisar lo ocurrido en los anteriores meses, o señalar el caso que hoy sale a la luz y que, increíblemente, involucra a un médico fallecido en 2018, el cual, quién sabe cómo, cobró más de 5 mil soles durante este año.

Según se sabe, a través de una Resolución Directoral del hospital Carlos Monge Medrano de la ciudad de Juliaca, se dispone la contratación del médico cirujano Ananías Sotelo Federico Yani, con una remuneración de 5 mil 206 soles, en la Red de Salud San Román.

Asimismo, de acuerdo con la relación de pagos a través de cheques del Banco de la Nación de abril del 2019, se dispone pagar a varios médicos, entre ellos a Federico Yani, quien supuestamente percibió 5 mil 330 soles.

Lo perturbador o preocupante, es que este médico falleció en marzo del 2018, y que incluso la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno, en su debido momento, le envió las condolencias del caso a sus deudos.

Cabe indicar, finalmente, que este hecho hace presumir que no fue la única vez que se cobró a nombre del difunto médico, considerando que ha pasado más de un año desde que falleció. (Los Andes)