Crisis sanitaria se agudiza en las ciudades de Puno y Juliaca

La crisis sanitaria en Puno y Juliaca se agudiza. Max H. Ch. (26), natural de Asillo, desde una habitación alquilada de la ciudad de Juliaca, mandó un mensaje de auxilio por redes sociales donde solicita que le apoyen con medicamentos o un balón de oxígeno para aplacar la sintomatología de la COVID-19.

Max H. Ch. cuenta que en los últimos días presentó síntomas, como dolor de cabeza, dolor de garganta, diarrea y otros. Acudió al hospital de Juliaca para someterse a una prueba rápida, sin embargo, era un calvario esperar pues su estado de salud se resquebrajaba, decidió regresar a su habitación.

Desde las redes sociales Max escribe: “Alguien de buen corazón que me pueda prestar o alquilar balón de oxígeno. Tengo Covid y dificultad para respirar”. En otro mensaje de texto escribe: “por favor un doctor o doctora que me pueda ayudar. No tengo familiares en Juliaca” es la conmovedora súplica.

El problema del oxígeno ya se advirtió semanas atrás, sin embargo, las autoridades no han previsto este desabastecimiento. Ayer en Juliaca se observó a decenas de personas realizando largas colas para abastecer balón de oxígeno en una planta ubicada a la salida de Puno en ciudad de Juliaca. Ello a raíz del colapso de hospitales. Los pacientes ahora afrontan la enfermedad en sus casas.

En los últimos días se evidenció que algunos pacientes con coronavirus, fallecen en sus casas a falta de camas en los Centros de Atención COVID-19 de Puno y Juliaca. En Acora-Puno y Juliaca ya se reportaron los primeros casos.

La crisis se ahonda más en el hospital regional Manuel Núñez Butrón de Puno, luego que la dirección del nosocomio quedó sin director por dos semanas. El subdirector encargado, Jorge López también renunció pues no puede firmar documentos para realizar una gestión. El documento sobre la entrega de cargo se envió copia al gobernador regional de Puno, a la fiscalía y a la Defensoría del Pueblo para que se tomen las acciones.

Al cierre de la presente edición el Gobierno Regional de Puno, designó a Eduardo Laura Mamani, como nuevo director del hospital de Puno, sin embargo, otro problema que tendrá que solucionar es que los encargados de las jefaturas, departamentos y áreas, también solicitaron licencia.

Además, fuentes del Área de Planificación y Presupuesto del Hospital de Puno, informaron que el 80% (625) del personal pidió licencia por considerarse persona vulnerable ante la pandemia de la COVID-19, por lo que solo con el 20% de personal el hospital atiende al público.

El poco personal que queda en el nosocomio también teme por su salud, algunos incluso manifestaron que renunciarán a sus puestos de trabajo. (La República)