La presencia de pobladores de todo el país acorta las exclusiones que tiene el Perú por muchos años

En opinión del analista político Alberto Quintanilla con motivo de la crisis por la que atraviesa nuestro país, ha llegado el momento en que se van estrechando las exclusiones históricas con la presencia activa de pobladores aimaras, quechuas y de todas las nacionalidades ahora incursionan en política para estrechar esas diferencias.

Quintanilla señaló que la presencia de peruanos del interior en Lima, va a permitir que las diferencias se estrechen, de por sí esperamos que la concentración que se realice en la capital, apoyando la movilización convocada por diferentes instituciones, dentro de ellas la CGTP, permitirá que se presente una nueva figura de cambio social hacia un Perú más equitativo.

Refiriéndose al tema de la Asamblea Constituyente, Alberto Quintanilla señaló que debió ser Pedro Castillo quien logre el consenso, era lo último para lograr el cambio, por el contrario, significó un tapón para las aspiraciones de lograr una nueva constitución, por lo tanto, eso se tiene que entender seguir adelante y actuar sin represión, no se puede volver al pasado.

En todo caso son los políticos los que deben intervenir en el debate de la constitución, tomar en cuenta los cambios que se vienen dando desde hace tiempo, superando el problema que significó Castillo que no estuvo de acuerdo a las circunstancias.

Finalmente, el analista político se refirió al debate que se debe producir para salir del problema crítico en el que nos encontramos y ese debate se tiene que producir en el Congreso, escenario fijado para ello pese a la oposición popular, lamentablemente los congresistas aún no se ubican por lo que deberán leer lo que piensa y quiere el pueblo, es el congreso que debe dar solución al problema señaló.

Ahora si no es en el parlamento, se deberá buscar otro foro, que puede ser el acuerdo nacional y si no es así finalmente lograr acuerdos que los determine la calle, para perfilar las soluciones a la crisis.

R.C.M.