Faltan evaluar a 23 universidades para que la Sunedu termine el proceso de licenciamiento

El 2019 era el año de la consolidación de la reforma, según dijo Martín Benavides, titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), en entrevista con El Comercio del 2 de enero pasado. Casi 365 días después, el proceso de licenciamiento está en su recta final.

Aunque la meta era que la evaluación de las 145 casas de estudios que solicitaron su licencia concluyera ayer, la Sunedu ha registrado un notorio avance a la fecha: 86 universidades demostraron haber cumplido las condiciones básicas de calidad (CBC) y alcanzaron su licenciamiento, mientras que otras 35 no lo obtuvieron.

El nuevo plazo para terminar el proceso es febrero de este año. Un total de 23 universidades –cuatro de ellas públicas, como la U. Nacional Federico Villarreal– esperan que la Sunedu emita la resolución que determine si seguirán brindando el servicio, o si deberán cerrar sus puertas en un plazo de hasta dos años debido a una denegatoria.

—Plazos de cierre—

Uno de los retos pendientes es la continuidad de los estudios de más de 166.000 alumnos que se han visto perjudicados por las 35 universidades que no lograron su licencia. La más reciente denegatoria fue para la Universidad Alas Peruanas (UAP), con 65.078 estudiantes afectados.

El lunes, la UAP confirmó que “agotará todas las vías administrativas” para responder a la decisión de la Sunedu. En este caso, corresponde que presente un recurso de reconsideración para impugnar la resolución del consejo directivo que no le otorgó el licenciamiento.

Diana Milla, directora de Fiscalización y Sanción de la Sunedu, explicó que de las 35 universidades denegadas hasta el momento, 26 han presentado su recurso de reconsideración (19 de los cuales han sido declarados infundados y otros 7 aún están en trámite).

La norma indica que, una vez notificadas de la denegatoria, las universidades deben informar a la Sunedu en qué plazo cerrarán sus puertas (el cual no puede exceder los dos años). Hasta ahora, 18 casas de estudios anunciaron su fecha de cese definitivo a la superintendencia.

De las 18, seis fijaron su cierre para este año: U. Peruana del Oriente (mayo del 2020), U. Privada Juan Pablo II (junio del 2020), U. Peruana de Integración Global, U. Peruana de Investigación y Negocios, U. de Ayacucho Federico Froebel y U. Privada de la Selva Peruana (diciembre del 2020).

Otras 10 indicaron que lo harán en el 2021, como la U. Global del Cusco, U. Arzobispo Loayza y U. Particular de Chiclayo. Solo una institución indicó que cerrará en el 2022: la U. Inca Garcilaso de la Vega (marzo de ese año).

En todos los casos, recordó Milla, las universidades denegadas son responsables de asegurar que su alumnado continúe sus estudios con distintos mecanismos, como la firma de convenios con instituciones licenciadas para concretar traslados.

“Hay dos grupos de alumnos: quienes han avanzado bastante y los dos años de plazo de cese posiblemente les permitan concluir sus estudios […], el otro grupo es de quienes han iniciado sus estudios en el 2019; para ellos, la recomendación es que esperen el resultado del proceso de licenciamiento [en febrero] para que decidan sus traslados”, dijo Milla.

—Licencia de programas—

Además de la conclusión del proceso de licenciamiento, la Sunedu continuará en el 2020 con la otra fase de la reforma, que consiste en el licenciamiento de programas de pregrado de la carrera de Medicina. Este proceso se inició en setiembre pasado, e involucra a cerca de 39 mil alumnos (distribuidos en 52 programas dictados en 46 universidades del país).

Según la superintendencia, este tipo de licenciamiento permitirá evaluar –entre otros aspectos– la idoneidad de los planes de estudios, los perfiles docentes, el equipamiento de laboratorios, la suficiencia de los campos clínicos y sociosanitarios, y la provisión de servicios de bioseguridad para profesores y estudiantes.

En diciembre se inició la etapa de verificación presencial de un primer grupo de universidades solicitantes. Después del licenciamiento de los programas de Medicina, se hará lo propio con los programas de pregrado de Ingeniería y otras carreras consideradas esenciales.

—Fusión y traslados—

? La UAP reiteró su intención de fusionarse por absorción con la U. Norbert Wiener. Sin embargo, la Sunedu confirmó ayer que esto aún no había sido formalizado ante la entidad. (El Comercio)

?? El Ministerio de Educación (Minedu) anunció esta semana que financiará con S/18 millones el traslado de estudiantes de universidades denegadas a universidades públicas licenciadas durante el 2020.

?? Ante ello, Orestes Cachay, rector de la U. Nacional Mayor de San Marcos planteó que se realice un examen de admisión especial para estos estudiantes. La iniciativa también fue compartida por la U. Nacional de San Agustín (Arequipa).