Hallan dos cadáveres que aparentemente fallecieron por asfixia

Foto La Decana: Levantamiento de cadáveres de fallecidos de la Rinconada por asfixia

Muertes insólitas en pleno estado de emergencia por falta de control en todo el centro poblado, dos personas fallecieron en el interior  de una cantina ubicado en Jr. Unión de la urbanización 3 de Mayo.

Según información el hecho ocurrió en la madrugada del último martes 28 de Julio  los mismos que fueron identificado como: Fredy Vargas Mamani (35) natural de la provincia de Huancané junto a él  se encontró a otra fémina identificada como Fresia Garcia Huisa  dicha cantina  sería propiedad de Berta Arias.

Foto La Decana: Levantamiento de cadáveres de fallecidos de la Rinconada por asfixia

Ayer en horas de la Tarde los efectivos de la Policía nacional del Perú  constataron el Hecho luego lacraron las puertas de dicho inmueble para posteriormente realizar las diligencias de ley y el levantamiento de cadáveres que se efectuó el día de hoy 29 a horas 1:00 pm a cargo del fiscal Adjunto Dr. Richar Apaza Apaza, personal criminalística de la Ciudad de Juliaca.

Según evidencias ambos fallecidos presentan quemaduras de primer grado, por lo que se evidencia que murieron ambos por asfixia de monóxido de carbono debido a que utilizaron calefacción artesanal a carbón, se conoce que  la dueña del local  les habría cerrado la puerta con un candado el cual dificultaría el ingreso de oxígeno a la habitación.

Foto La Decana: Familiares piden justicia por el fallecimiento de sus familiares

Posteriormente practicaron descarte de pruebas rápidas saliendo negativo de ambos fallecidos, finalmente según disposición fiscal se realizó el traslado de los cadáveres hacia la morgue de la provincia San Antonio de Putina para la práctica de necropsia de Ley.

Freddy Vargas Mamani trabajaba en una planta procesadora de mineral (trapiche) en zona Antahuila el mismo que deja en orfandad dos hijos menores.

Foto La Decana: Levantamiento de cadáveres de fallecidos de la Rinconada por asfixia

Los familiares piden justicia e investigación del hecho lamentable y responsabilizan a las autoridades de la Zona debido a que las cantinas, locales nocturnos casas de cita entre otros  funcionan a puerta cerrada y en pleno estado de emergencia.