“TÍA MARÍA ES INVIABLE”

Durante el debate organizado por ingenieros que están a favor del Proyecto Minero “Tía María” realizado en el auditorio de la Universidad San Agustín de Arequipa, que contó con la participación de ingenieros defensores del agro y el valle; se pudo notar claramente que los panelistas pro-mineros no supieron como rebatir estas observaciones:

– El costo del estudio de impacto ambiental por Ley es del 1% de la inversión total, en este caso, debió de ser 14 millones de dólares y no 200 mil dólares, el cual fue el precio presentado y que obtuvo tantas observaciones.

– El proyecto tiene 3 unidades operativas, tajo Tía María, tajo de la Tapada y el uso del agua. Cada unidad debe tener su estudio ambiental propio. Solo se presentó uno (el segundo EI A aprobado por el gobierno), pesimamente hecho, el estudio debió ser hecho con una ingeniería al detalle, tal y como lo estipula la Ley.

– La minería a tajo abierto está prohibido en Europa por su alto nivel de contaminación, IRRECUPERABILIDAD de las tierras y aguas.

– Southern ha incluido el depósito de litios en la plataforma de lixiviación, eso significa que va a lixiviar 800,000 toneladas de cobre sin geo membrana (son 8 kilómetros cuadrados el depósito de litios) y al lixiviar sin geo membrana se va a contaminar el acuífero que se encuentra abajo del proyecto y por la quebrada será una contaminación directa al mar de metales pesados. Cabe mencionar que en Tambo también hay actividad pesquera, ¿Qué pueden decir del “desarrollo” de las actividades de esas personas?

– Southern no solo está tramitando el agua de mar sino agua de interface y agua dulce.

– Southern en su impacto ambiental no menciona el oro que hay, tampoco lo que hará con los sulfuros, por ley ese estudio debería ser anulado, pero lo aprobaron en menos de una semana.

– Estudios independientes de ingenieros ambientales y geólogos aseguraron que el acuífero se comunica con el rio Tambo, y Southern lo niega.

– Las partículas suspendidas ocasionadas por las voladuras se trasladan cientos de kilómetros a través del viento, el primer estudio dice que se va a contaminar hacia el norte, osea, San Isidro, San Camilo, La Joya y Vitor, y ahora el último estudio de impacto ambiental cambiaron la dirección del viento, de norte a sur (si, increíble), dicen que van hacer las voladuras cuando el viento no dé para el valle (suponen que el viento es estático). Hay vientos que son contrarios llamados catabaticos que van desde el monte hacia el valle. El viento obviamente es variable.

– Southern no responde sobre qué van hacer con los sulfuros. Cuando se produzcan los sulfuros, van a tener que hacer el tanque de relave que significa una contaminación de 100 años a más por soluciones ácidas. Una contaminación de 100 años y un “desarrollo y progreso” de menos de 20.

– El valle de Tambo es una de las despensas de la región de Arequipa, no se puede contaminar. Implicaría una crisis ambiental y alimentaria, unida a una suba de precios, ¿Dónde está el “PROGRESO” en esto?

– Habrá lluvia ácida ocasionada por el material particulado; este cuando haga contacto con el agua, producirá ácido nítrico, y ese acido será llevado a la Joya, Vitor y al Valle. Y obviamente esto afectará gravemente al AGRO.

– En el aglomerador también hay contaminación de lluvia acida, porque el ácido sulfúrico al 98% con agua o con soluciones de resino va a producir una reacción térmica de 70° y 90°, que a su vez va a producir gases que, al contacto con la humedad, producirá la lluvia acida.

– En la pila de deshidratación no han hecho estudios de corte, fracturamiento y freático.

– No hay estudios sobre los microsismos que se ocasionarán por las voladuras ni como éstas impactarán en las zonas sísmicas que se tiene. En este tipo de proyectos, según el código de minería, se necesita un estudio de impacto ambiental de ingeniería “AL DETALLE”.

– En el EIA no dice nada sobre los deshechos salinos que producirá la planta de desalinización y esta ira directamente al mar, provocando daños irreparables a la biosfera marina, afectando la pesca notablemente.

– Se debería de hacer el estudio ambiental de las tres capas de mineral, sulfuros, óxidos y mixtos, y no los han hecho, no ha cumplido ni con las condiciones básicas exigidas por Ley. Incluso han incurrido en más faltas.

– Las extracciones mineras deben estar alejados de los centros poblados, cuencas y valles. La mina debe estar en zonas denominadas “grises”. No pueden estar ubicadas al lado del pueblo, cuenca de rio y valle arrocero.

– La ubicación del yacimiento minero es de 1 kilómetro de distancia al valle (Demasiado cercano).

– No han hecho estudios de densidad, fondo marino, de sus residuos que llegarán al mar a 20°, siendo la temperatura del mar 17°, esto reducirá el oxígeno del mar, ocasionando migración de la vida marítima.

– Se presentó el segundo estudio de impacto ambiental el 25 de julio del 2014 y fue aprobado el 1 de agosto, ¿Cómo se puede aprobar un estudio en tan poco tiempo?

– Southern no hace los estudios porque saben que van a contaminar.

– Otro punto, en el Perú no se cuenta con una legislación minera coherente que permita el desarrollo sostenido de los pueblos donde se realiza la actividad minera a gran escala, no hay sanciones penales por contaminación, solo observaciones; si una minera contaminase no sería sancionada solo “OBSERVADA”. Imponer una mina sin legislación base y sin sanciones que protejan el medio, sería como construir una casa comenzando por el techo

EN CONCLUSIÓN…

EL PROYECTO MINERO DE “TÍA MARÍA”, ES TÉCNICA, LEGAL Y SOCIALMENTE INVIABLE.