Exministro Merino a Odebrecht y GyM: “¿Cómo quieren la licitación?”

FOTO REFERENCIAL INTERNET

En bandeja. Extitular de Energía y Minas del gobierno de Humala filtró proyectos de normas legales e información de sus competidores a empresa brasileña para que ganaran sin problemas el proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP).

Los exdirectivos de Graña y Montero (GyM) José Graña Miró Quesada y Hernando Graña Acuña, en sus manifestaciones como colaboradores eficaces, expresaron su sorpresa por el enorme grado de empatía -por utilizar un término amable- entre sus socios de Odebrecht y el exministro de Energía y Minas Jorge Merino Tafur. “Es mi pata”, solía decir canchero, con el pecho henchido, sobrado, Jorge Barata. Los Graña creían que el brasileño alardeaba. Muy pronto comprobarían que era cierto. Declaró Hernando Graña, según las actas a las que tuvo acceso La República:

“Con el correo del 17 de febrero de 2014 remitido por Jorge Barata a Rodney Carvalho (funcionario de Odebrecht encargado de la gerencia del proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP), indicándole: ‘Vou estar com meu chara em 20 minutos… Alguma mesagem? (Voy a estar con mi pata en 20 minutos… ¿Algún mensaje?’. En este correo se muestra que existía un grado de cercanía entre Barata y el ministro Merino. Como se puede ver en los siguientes correos, Jorge Barata se estaba refiriendo al ministro Merino cuando se refirió a ‘meu chara’ (‘mi pata’)”.

FOTO REFERENCIAL INTERNET

Y a continuación:

“Con el correo del 17 de febrero de 2014 que envió Rodney Carvalho a Daniel Hokama Kuwae (funcionario de Odebrecht), preguntándole ‘algún mensaje para Merino, me avisa urgente’. Este correo de Carvalho evidencia que la persona con la que se iba a reunir Jorge Barata era con el ministro Merino (…), la que se llevó a cabo”.

Este diario intentó comunicarse con el exministro Merino sin lograr obtener respuesta. Recientemente, la fiscal Norma Mori Gómez, del Equipo Especial Lava Jato, imputó al exministro del régimen de Ollanta Humala los delitos de asociación ilícita para delinquir y colusión agravada, por su intervención clave en el favorecimiento al consorcio que componían Odebrecht, Enagás y GyM.

FUENTE : LA REPÚBLICA