El asesinato de una dirigente en la ciudad de Juliaca, puso en evidencia la poca acción de algunas autoridades de la provincia de San Román – Juliaca, como es el caso del subprefecto distrital quien no brinda las garantías personales a los dirigentes de Juliaca, manifestando a su vez que no dejara el cargo porque representa al gobierno central. “Nosotros vemos la realidad tal cual mandamos informes a Lima de lo que se está dando, como se está aconteciendo los últimos pasajes que se está dando en la ciudad”, dijo textualmente, e indicando que a la dirigente Sara Calla, no se le brindo las garantías personales, porque no regularizó su solicitud y esta tiene que ser personaliza.

Como sabes el pasado 04 de abril, el expresidente de las cuatro zonas de Juliaca, Antero Pimentel, solicitó garantías personales de 10 dirigentes, tras recibir amenazas por desconocidos y esta solicitud no fue atendida en su momento, cobrando la vida de la presidenta de la Urbanización Villa Hermosa del Miste, Sara Calla Chejje.

ycq.