La pandemia no pudo contener las celebraciones de San Pedro y San Pablo

La pandemia no pudo contener las celebraciones de San Pedro y San Pablo en el Centro Poblado de Ichu; ya que, cientos de pobladores y devotos llegaron hasta este pueblo rodeado de Apus tutelares, a unos 3 kilómetros del Lago Titicaca.

Si bien es cierto que hubo restricciones, los devotos realizaron largas colas para poder venerar a sus santo patronos; en tanto, la policía realizaba denodados esfuerzos por ´poner orden en los fieles. Cabe destacar que las autoridades dispusieron mantener las imágenes de los santos, sólo hasta las 14 horas.

La tradicional festividad de procesión de las imágenes de San Pedro y San Pablo en esta localidad, se realiza en una balsa de totora adornada con pescados y otras decoraciones.

Cabe recordar, que un grupo de pobladores del Centro Poblado de Ichu, participaron de las vísperas de San Pedro y San Pablo, que incluso contaba con una banda de músicos, dejando atrás todas las normas de bioseguridad para enfrentar el covid 19.