Santos avanzó a la final de la Copa Libertadores tras 3-0 ante Boca Juniors

Santos sigue soñando, Boca Juniors se hunde en sus pesadillas. El equipo de Cuca dio por bueno el 0-0 en la ida y arrolló a su rival con un 3-0 incontestable para decretar una final brasileña en la Copa Libertadores 2020.

Pese a no sacar ventajas como local, Boca Juniors se ilusionó con dar un batacazo y plantarse en una nueva final de la Copa Libertadores, sin embargo, el fútbol y la determinación del local hicieron añicos sus sueños.

Y es que el ‘Peixe’ no solo hizo un repaso futbolístico a su rival, sino también le demostró cómo deben jugarse estas instancias: con viveza, con astucia, con convicción. Al cuarto de hora, Diego Pituca aprovechó el desconcierto en área rival por una posible mano y con un remate de media vuelta ponía la eliminatoria cuesta arriba para el ‘Xeneize’.

Obligado a salir de su fortín y a arriesgar más, Miguel Ángel Russo apostó por unos cambios posición por posición para darle mayor jerarquía a su equipo, pero jerarquía le faltó y jerarquía le sobró a su rival que liquidó el partido en apenas siete minutos.

De un error de Salvio nació un golazo de Yeferson Soteldo, a quien nadie salió a apretar, el venezolano jugó con los tiempos y la desesperación rival, y con un derechazo decretó el 2-0. Poco después Marinho no quiso ser menos, se sacó con una facilidad a Izquierdoz y le sirvió en bandeja el 3-0 a Lucas Braga.

Boca necesitaba tres goles para avanzar, la hazaña parecía posible más allá que futbolísticamente los argumentos no sobraran, pero Frank Fabra acabó con las chances cuando se sacó del partido con un duro pisotón contra Marinho.

Con 10 jugadores, la misión sonaba a titánica para un Boca que luchó y luchó, pero el arquero y la defensa rival ni le dieron lugar para la ilusión. Santos se dedicó a gestionar su ventaja y celebró con justicia la posibilidad de hacer historia en la Copa Libertadores 2020.

El próximo 30 de enero Santos enfrentará a Palmeiras en el Maracaná en busca de su cuarto trofeo de Copa Libertadores mientras Cuca, el hacedor de este equipazo, su segunda corona luego de tocar la gloria con Atlético Mineiro en el 2013. (Libero)

R.C.M.